Espiga de Lavanda

  • Crema reparadora de lavanda y pepino.
  • 50 ml.

Principios activos: hidrolato de lavanda, aceite de macadamia, phytoescualeno, aceite de oliva, glicerina, extracto de pepino y maíz, aceite de limón, Gálbano y Ricino.

Propiedades: La lavanda tiene efecto cicatrizante y desinfectante. El aceite de macadamia suaviza, hidrata y regenera la epidermis. Gracias al extracto de pepino ayuda a la producción de colágeno y elastina natural, el pepino actúa como refrescante de la piel. Perfecto para prevenir el acné gracias a sus propiedades astringentes, alivia los efectos por quemaduras por el sol. Las propiedades humectantes y nutritivas del aceite de oliva debido a su alto contenido en vitamina A y E logran que luzca con un aspecto saludable al dejar la piel suave, flexible y radiante.

Beneficios: hidrata, nutre y tonifica. Calma las irritaciones, aclara las pecas y manchas y tiene un efecto astringente suave. La crema contiene extractos de pepino frescos, rico en vitaminas C y B, minerales, microelementos. Los extractos de plantas, vitamina E, aceites naturales y ceras florales proporcionan una hidratación adecuada y mejoran las funciones de protección natural de la piel. Recomendado para piel normal, grasa o con problemas de acné.

Ingredientes: Aqua, Lavandula Angustifolia Flower Water*, Macadamia Ternifolia Seed Oil*, Olea Europaea (Olive) Oil*, Phystosqualan, Cetearyl Alcohol, Coco-Glucoside, Olea Europaea (Olive) Fruit Oil, Olea Europaea (Olive) Oil Unsaponifiables, Hydrogenated Vegetable Oil, Glyceryl Stearate, Glycine Soja (Soybean) Sterols, Betasitosterol, Tocopherol, Glycerin, Cucumis Sativus (Cucumber) Fruit Extract, Zea Mays Starch*, Citric Acid, Sodium Carbonate, Cetearyl Glucoside, Dehydroacetate Acid, Benzyl Alcohol, Sodium Dehydroacetate, Xanthan Gum, Ferula Galbaniflua Oil, Citrus Aurantium Oil, Ricinus Communis Oil, Sodium Phytate 99% de los ingredientes son de origen natural. (28%) procedente de cultivo orgánico. 99% de los ingredientes son de origen natural. *( 28%) procede de la agricultura ecológica.

ESPIGA DE LAVANDA es una crema de textura suave y fácil absorción. Poner en el rostro una pequeña cantidad y extender dando un pequeño masaje. Aplicar día y noche en la piel limpia.